Inicio
Mié, 07/12/2022 - 13:00
vadmin

La leyenda de William Tell

Índice de contenidos
    estatua william tell

    La leyenda de William Tell, como otras muchas, tiene un origen incierto y su veracidad es casi nula. Sin embargo, al mismo tiempo no hay mejor manera de transmitir unas ideas o los fundamentos de un país que una buena historia, una leyenda, sea verídica o no. La imagen más icónica de este personaje, o la que nos llega de eco, es la de un yendo acompañado de su ballesta, disparando a manzanas a jefes de niños y luchando contra las injusticias, pero más allá de estos tópicos, William Tell es la leyenda que representa los valores fundacionales de Suiza, en favor de la libertad y la justicia, con un componente nacionalista importante.

    estatua commemorativa william tel schaffhausen
    Estatua conmemorativa de William Tell en el pueblo de Schaffhausen.

    En este artículo os haremos un breve opúsculo de este relato, observando en qué contexto aparece, explicando la sinopsis general o la más convencional de la historia, y viendo cuáles son las últimas versiones o como se acoge actualmente esta leyenda

    Ahora bien, hay que aclarar que nuestra intención no es exegética, ni mucho menos. Sólo buscamos presentarles los aspectos más generales de este mito y animaros a realizar una investigación más profunda sobre el tema. Habiendo aclarado esto, vamos al grano:

    Aparición de la leyenda de William Tell

    Aunque nos encantaría que un personaje tan extraordinario hubiera existido, la primera prueba de que no fue así la encontramos en que, mientras que la historia contada ocurre durante los finales del s. XIII y principios del XIV, cuyas primeras fuentes se tiene constancia datan de finales del s. XV. Se tratan del Libro Blanco de Sarnen, escrito por Hans Schriber en 1474, y el Tellenlied, una canción popular escrita durante la década de 1470. En ambos casos, se tratan de fuentes parciales y con una intención clarísima de enaltecimiento de las confederaciones helvéticas. La primera menciona el Juramento de Rütli, un pacto realizado en 1291 entre las esquinas de Uri, Schwyz y Unterwalden, que significó la fundación de la Antigua Confederación Helvética, donde aparece William Tell, definiéndolo como un gran ballester y uno de los conspiradores de este juramento. La segunda, la canción popular, ya se centra más en la leyenda, y se encuentran los episodios más clásicos de esta: el castigo, el acierto de la manzana, el encarcelamiento del héroe, su fuga… todo dentro de la historia del nacimiento de la confederación helvética.

    Weisses Buch von Sarnen, S. 447 (fol. 211r)
    Página original del libro de Sarnen, donde aparece por primera vez William Tell.

    Cien años más tarde, Aegidius Tschudi ampliará el mito de William Tell. Él aporta muchos más detalles al personaje y, sin encontrar ninguna fuente histórica que los apoye, puede asegurarse que se tratan de invenciones del propio autor. Tell, pues, es originario de Bürglen, en la esquina de Uri, y la fecha exacta en la que dispara la flecha para acertar la manzana sobre la cabeza de su hijo es el 18 de noviembre de 1307, por ejemplo. Esta historia mucho más rica en detalles dará un fondo más estable a la leyenda, pero esta siempre se verá afectada por diversas modificaciones —aún ahora se encuentran distintas versiones en esta leyenda.

    Durante todos estos años la leyenda de William Tell se venera: aparecen lugares de culto que figuran en el relato y, siguiendo las tensiones políticas entre la confederación helvética y los imperios a su alrededor que intentan ocuparla —sobre todo el imperio Romanogermánico—, la leyenda pervive y es ejemplo de la actitud a tomar por parte de los ciudadanos helvéticos ante las fuerzas represivas y crueles que quieren ocuparlos. Es también un tiempo con grandes adiciones y cambios en la historia de este héroe, que siempre se utiliza como arquetipo para explicar los tiempos que se viven.

    Historia de William Tell

    Como ya hemos comentado, la leyenda toma diferentes formas y versiones, no hay ninguna más cierta o auténtica que otra. Aquí contaremos la más generalista, basándonos básicamente en la obra de Aegidius Tschudi y la obra de teatro de Friedrich Von Schiller, que internacionalizó la leyenda en el siglo XVIII.

    El contexto en el que transcurre la trama es en la Suiza ocupada por la casa de los Habsburgo de Austria. William Tell es un hombre de campo a favor de la liberación de las esquinas suizas. Es un ballestero experto y un navegador excepcional, lo que podríamos considerar un hombre de acción.

    estatua de william tell a altdorf
    Estatua de William Tell en Altdorf, el pueblo donde Gessler le impone su castigo.

    Su leyenda comienza el día en que, acompañado de su hijo, acude a Altdorf, la capital del cantón de Uri. Los motivos de su visita varían mucho según el narrador, en el caso de Schiller, acude para visitar a su suegro, Fürst. Cabe decir que William Tell no es ningún anónimo, ya cuenta con muy buena fama entre sus conciudadanos como suizo de bien. En Altdorf se encuentra el gobernador Gessler, un hombre tiránico y cruel, dispuesto a hacer lo que sea para mantener su poder. Obviamente, Gessler conoce la existencia de William Tell, y la odia.

    En la plaza del municipio se encuentra un sombrero simbolizando el poder de los Habsburgo, y es obligación de los ciudadanos suizos arrodillarse en señal de respeto. El héroe Tell, sea por qué se olvida o por sus principios, no arrodilla. Gessler, ante tan grave falta, encuentra un castigo digno de su mezquindad y crueldad: El castigo que le fue impuesto a William Tell tenía que ver con su renombre de gran ballestero. El gobernador le obligó a disparar desde 100 pasos a una manzana colocada sobre la cabeza de su hijo. Con seguridad, William Tell cogió su ballesta y dos flechas. Disparó una y acertó el blanco, dejando a su hijo indemne. Cuando le preguntaron por qué había sacado la otra flecha, él contestó que era de haber herido a su hijo, para enviarla directamente al corazón del gobernador.

    representación william tell
    Escena de la manzana en el musical de William Tell que se representó en Walenstadt el 2012.

    Gessler había prometido que no mataría a William Tell si acertaba en la manzana, pero por sus declaraciones posteriores, el gobernador mandó que le llevaran a la fortaleza de Kussnacht para encerrarlo de por vida. Encadenado y cerrado, Tell es transportado hasta allí. Pero durante el viaje en barco, se forma una fuerte tormenta que amenaza con hundir la embarcación. Aquí hay diferentes variaciones: una es que William aprovecha la confusión, se libra de su candado, se hace con el timón, se acerca a la orilla y se escapa. La otra es que le libran para que les salve con sus aptitudes como timonel, y él aprovecha para huir acercándose a la orilla. La última es que le piden que se ponga de timonel ante el descalabro de la tormenta, y logra salvar a toda la tripulación, en un acto supremo de magnanimidad. Sin embargo, en todos los casos el gobernador Gessler se escapa de él por miedo a su venganza. De nada le servirá, porque William Tell le buscará, le encontrará y le clavará la flecha que ya estaba predestinada a acabar en su corazón.

    La muerte de Gessler hace ganar fuerzas a los ciudadanos suizos, y es el catalizador de la sublevación de las esquinas a favor de la libertad, en contra del imperio Austriaco. A partir de ahí, Tell es un personaje muy activo en la guerra en contra de Austria. Sin embargo, Aegidius dató su muerte en 1354, asesinado con alevosía mientras intentaba salvar a un niño de ahogarse en el río Schächental, en Uri.

    El impacto de William Tell en nuestros días

    El Romanticismo de finales del s. XVIII y principios del XIX acogió la leyenda de William Tell con los brazos abiertos; una historia de un personaje luchando por unos ideales en contra de las injusticias del mundo es un arquetipo principalmente romántico. El autor que más se encantó fue Goethe, seguramente el mayor poeta alemán de todos los tiempos. Su intención era hacer una obra de teatro, pero acabó dándole la idea a Friederich Von Schiller, que ya hemos mencionado anteriormente, que hizo su adaptación dramática. Es curioso que ninguno de estos autores fuera suizo o viviera en el país helvético, más allá de algunas vacaciones. Este hecho demuestra cómo la leyenda no es solo un enaltecimiento de la nación e identidad Suiza, sino más bien una historia donde valores morales tales como la justicia o la libertad entran en juego y se imponen.

    goethe i schiller
    Un monumento de Goethe (izquierda) y Schiller (derecha) delante del teatro nacional de Weimar.

    De todas formas, Schiller ya era un autor consolidado internacionalmente, y que él fuera el autor de la obra de William Tell permitió que esta llegara mucho más allá, siendo más que una historia folklorizada. En sí, se trata de una obra en 5 actos: el primero se centra en relatar las atrocidades de la ocupación Austriaca en el país helvético, y cómo un grupo de Suizos se conjuran por la liberación del país. El segundo entra en detalles sobre los conspiradores helvéticos y, por otro, introduce una historia secundaria de amor. No es hasta el tercer acto que aparece el personaje de William Tell, desarrollándose entonces la historia que antes hemos mencionado.

    A partir de la publicación de esta obra, William Tell pasa a ser conocido en todo occidente, convirtiéndose en un símbolo de rebelión y libertad. De hecho, la obra también bebe de hechos de su tiempo, como la Revolución Francesa, de la que se comparten ciertos ideales.

    Durante todos estos tiempos posteriores y hasta nuestros días, William Tell ha sido un personaje recurrente en el imaginario colectivo. Se han creado escudos, sellos, marcas, cómics…

    comic william tell
    sello ballesta william tell
    sello guillermo tell

    Por otra parte, Gioachino Rossini creó una ópera en 1829, de la que su apertura, mundialmente famosa, fue convertida en el tema principal de “El Llanero Solitario”.

    En Suiza fueron y son recurrentes las interpretaciones de sus obras, sobre todo la versión de Schiller. Las más importantes son seguramente las que se interpretan en Interlaken desde 1947.

    Por otra parte, en la industria cinematográfica y televisiva, Tell también tuvo uno en espacio destacado en los principios del siglo XX. Antes, en 1898, George Méliès usó el personaje por uno de sus cortos experimentales, pero no fue hasta el año 1903 cuando se estrenó lo que se considera la primera adaptación a la pantalla grande, dirigida por Lucien Nonguet y basada principalmente en la obra de Schiller. Ocho años después, Ugo Falena haría otro, y dos años más tarde, se sumaría Friedrich Feher. Cada obra presenta sus diferencias, centrándose más en ciertos elementos de la obra que en otros. Más tarde se siguieron haciendo, aquí os dejamos una lista completa de todas las adaptaciones:

    Año

    Título

    Director

    País

    Duración

    1898

    Guillaume Tell et le clown

    Georges Méliès

    Francia

    1 min

    1903

    Guillaume Tell

    Lucien Nonguet

    Francia

    5 min

    1911

    Guglielmo Tell

    Ugo Falena

    Italia

    22 min

    1913

    Die Befreiung der Schweiz und die Sage vom Wilhelm Tell

    Friedrich Feher

    Alemania/Suiza

    90 min

    1934

    Wilhelm Tell

    Heinz Paul

    Alemania

    99 min

    1960

    Wilhelm Tell

    Michel Dickoff

    Suiza

    100 min

    1992 (TV)

    The New Adventures of William Tell

    Richard Slapczynski

    Australia

    50 min

    2013 (no estrenada)

    William Tell: 3D

    Nick Hurran

    EUA

    Seguramente, el caso más curioso fue la última película de la lista, que nunca llegó a estrenarse. Se trataba de una superproducción estadounidense que contaría con Brendan Fraser como protagonista, pero nunca llegó a materializarse por problemas de financiación.

    Al fin y al cabo, William Tell siempre ha representado los valores de la libertad y rebelión en contra de las injusticias y el poder. En este sentido, es parecido a personajes como Robin Hood o William Wallace, pero con un origen suizo.

    Esperamos que le haya gustado este artículo sobre la figura histórica y legendaria de William Tell. Hemos dejado muchas cosas a un lado, ya que nuestra pretensión era curiosear más sobre el tema… Si queréis saber más cosas… ¡Se lo dejamos en sus manos!

    By vadmin
    Añadir nuevo comentario
    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Inicio